Chapo Guzmán: la aterradora infancia de un niño campesino que acabó como capo

ANUNCIO
CDMX, - La historia de Joaquín Guzmán Loera ha sido contada desde diferentes puntos de vista, por lo que para muchos, el narcotraficante que llegó a ser el más buscado del mundo es un héroe.


Según la misma madre del Chapo, desde pequeño Guzmán Loera tenía grandes aspiraciones por salir adelante, aunque en aquel entonces cualquiera desconocía los alcances que ese niño podría llegar a tener.

Me acuerdo que venían muchos billetitos que de 50, 100 y él juntaba y juntaba y hacía montoncitos y los amarraba y me decía: ‘mamá guárdemelos’, eran de esos de colores pero al verse así parecían de veras billetes. Desde chiquillo aspiraba él a buscarle a la vida”.

El Chapo Guzmán empezó a trabajar en el campo desde pequeño, pero nadie imaginaba que en su búsqueda por la supervivencia terminaría por convertirse en el dueño de uno de los imperios más poderosos en el mundo del narcotráfico.

La infancia del Chapo Guzmán puede ser la clave de lo que vino después, pues tuvo una vida llena de carencias económicas.as económicas.



Según Badabun, la cuna del Chapo fue una caja de tomates y solo llegó hasta el tercer año de primaria, pues al cumplir ocho años empezó a trabajar en la sierra para contribuir con su familia para poder comer.

Joaquín Guzman ayudaba a su padre, quien se dedicaba a la siembre de opio, por lo que desde pequeño estuvo familiarizado con el cultivo de drogas, además, creció en un ambiente violento, pues su papá era alcohólico y constantemente agredía física y verbalmente a su madre, sus hermanos y a él.

A los quince años, el Chapo Guzmán decidió seguir los pasos de su padre y empezó a sembrar mariguana, creando su propio negocio, pero su inteligencia y capacidad de organización lo llevaron a la cima.

En plena adolescencia, el Chapo fue reclutado por grandes narcotraficantes de quien aprendió lo suficiente para formar su propio imperio de las drogas, que también sirvió como fuente de trabajo para las comunidades más necesitadas de Sinaloa.

ANUNCIO


Para las autoridades, Joaquín Guzmán es el cabecilla y autor intelectual del tráfico ilegal de drogas, guerras entre cárteles, matanzas y corrupción, pero para la gente de Sinaloa, El Chapo es la persona que ha sacado adelante a cientos de familias y le ha extendido la mano a quienes menos tienen.

Él siempre se portó muy bien conmigo, como los hombres. Le ayudaba a la gente, le daba trabajo, les hacía el bien por eso lo querían al Chapo en la sierra.

¿Crees que la infancia del Chapo tuvo que ver con su paso por las drogas?



*Con Información de EFE y AP



No hay comentarios:

Publicar un comentario