Escoltado por policías, así fue la primera fuga del Chapo: ‘El Rey’ Zambada

ANUNCIO
CDMX, - Explicó que su hermano Ismael “El Mayo” ayudó a ocultarse a Joaquín Guzmán, luego que éste se fugara del penal de Puente Grande, en 2001


En su segundo día como testimonio el narcotraficante Jesús El Rey Zambada García, relató cómo fue la primera fuga de Joaquín El Chapo Guzmán, en la que hasta fue escoltado por elementos de la entonces policía del Distrito Federal.

El Rey explicó que su hermano Ismael El Mayo Zambada ayudó a ocultarse a Guzmán Loera, luego que éste se fugara del penal de Puente Grande, en 2001.

Ante la Corte Este de Nueva York, El Rey confesó que su hermano le pidió que buscara un lugar en donde pudiera aterrizar el helicóptero que le había facilitado a El Chapo, luego que éste se fugara del penal en Jalisco escondido en un carro de lavandería y posteriormente en un vehículo de recolección.

Jesús Reynaldo Zambada narró que la nave donde viajaba El Chapo y su entonces esposa aterrizó en una zona tipo desértica en Querétaro, donde él se encontró por primera vez con el capo.

De acuerdo al relato el automóvil en el que viajaba El Rey junto con Guzmán rumbo una de sus casas en la colonia Reforma Lomas, en la Ciudad de México fue escoltado por la policía del entonces Distrito Federal. Ahí permaneció un día y después se trasladó a la casa de uno de sus sicarios: Francisco Aceves Urías, el Barbarino, quien fue ejecutado el 16 de febrero de 2015 en el estacionamiento del restaurante Cayenna, en Culiacán.

El Rey dijo que El Chapo permaneció en la casa del Barbarino durante un tiempo, y que incluso cuando todavía permanecía ahí oculto fue padrino de bautizo junto con El Mayo de un hijo del sicario.
ANUNCIO

En esta nueva serie de declaraciones Jesús Zambada, empleado del cartel de Sinaloa durante dos décadas hasta su arresto en 2008 y hermano de Ismael El Mayo, un capo de la misma organización que nunca pasó un día en prisión y fue coacusado junto a El Chapo, describió durante más de cuatro horas cómo corrompían a las más altas esferas gubernamentales de México.

El Rey, que controlaba la actividad del cartel de Sinaloa en Ciudad de México, contó que pagaba personalmente sobornos al comandante de la Procuraduría General de la República (PGR) en la capital mexicana, a la policía federal de caminos, que controla puentes y aeropuertos, a la policía judicial federal, a “autoridades militares” y “a Interpol también”.

El cartel controlaba varios estados, y en estos sobornaban “principalmente al gobernador, al procurador, al director de la policía federal y municipal”.

Extraditado a Estados Unidos hace 22 meses, El Chapo, de 61 años, es acusado de enviar más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos durante un cuarto de siglo. Su proceso durará más de cuatro meses. Si es hallado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua. (Con información de Río Doce y AFP) NM, Ejecentral.

*Con Información de EFE y AP



No hay comentarios:

Publicar un comentario